‘Vamos a ver’ destripa la prueba que sustenta un montaje del hijo de Carmen Borrego y Paola

'Vamos a ver' ha mostrado unas imágenes definitivas del hijo de Carmen Borrego y Paola que avivan las sospechas de montaje

'Vamos a ver' sobre el hijo de Carmen Borrego y su mujer
'Vamos a ver' sobre el hijo de Carmen Borrego y su mujer | Telecinco

Vamos a ver‘ ha puesto el acento en las sospechas de montaje que planean sobre José María, el hijo de Carmen Borrego, y Paola, y que ya apuntó Sandra Barneda este miércoles desde ‘Así es la vida’. ¿Divorcio o complot para facturar? Y es que, justo antes de anunciar su separación, al matrimonio se le fotografió de lo más acaramelados. Una estampa nada compatible con la de una pareja en crisis a punto de romper.

Las imágenes concretamente corresponden al 18 de febrero en Málaga. Las publicó en su momento Semana y, ahora, con un contexto bien distinto, las ha reproducido el programa de Joaquín Prat. José María en su entrevista declara que se fue de casa a principios de marzo, pero esas fotografías de tan solo diez días antes no parecen las de un matrimonio deteriorado y corrompido ni mucho menos.

En esas instantáneas, tanto el hijo de Carmen Borrego como Paola Olmedo aparecen en evidente actitud cariñosa. Pasan un domingo soleado juntos y su comportamiento no es el de una pareja que, en poco más de un mes, anuncia su separación en una revista como así ha resaltado el equipo de ‘Vamos a ver’ en la pieza que han emitido con las imágenes en cuestión.

Los gestos de amor entre ellos son palmarios: se besan, se abrazan y se intuye perfectamente que son un matrimonio consolidado. El lenguaje corporal denota mucha complicidad: charlan, se abrazan.. Paola toma de la cintura a José María y viceversa. Se les ve totalmente relajados y felices con su pequeño de diez meses. Se deshacen en atenciones el uno con el otro.

Imágenes que han escrudiñado en ‘Vamos a ver’ y que no hacían presagiar que estaban pensando en romper su relación. ¿Cómo es posible que unas semanas después todo haya cambiado de forma tan radical y hasta tal punto de contar al mundo que van a emprender caminos distintos? Es verdaderamente desconcertante y, sin duda, lleva a sospechar que es un «montaje».

«Viajaron a Málaga, a la casa familiar, pasaron el finde entero, comieron en el restaurante preferido de Carmen Borrego todos los días. No es una estampa normal de la vida cotidiana, yo ahí veo mucha química y una estampa de pareja no deteriorada y de una pareja gozando de buena salud», ha añadido Sandra Aladro, colaboradora de ‘Vamos a ver’. Una lectura que extraería cualquiera a tenor de esas inequívocas fotografías.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Joaquín Prat, en la última entrega de 'Vamos a ver'
Alessandro Lequio y Sandra Aladro