Una actriz de ‘La Promesa’ se sincera sobre cómo está siendo trabajar realmente en la serie

Sara Molina, la actriz que interpreta a María Fernández en 'La Promesa', hace balance de la serie y revela las jornadas maratonianas de rodaje

María, Jana y Teresa en 'La Promesa'
María, Jana y Teresa en 'La Promesa' | TVE

El de ‘La Promesa‘ es el primer trabajo audiovisual de Sara Molina, la actriz que interpreta el personaje de María Fernández. Natural de la localidad jiennense de Villacarrillo, se ha convertido en uno de los rostros más queridos de la exitosa serie diaria de TVE.

Con un seguimiento que entre el directo y el diferido ronda los 1,3 millones de espectadores de media, admite que todo el equipo está muy «motivado» en sacar adelante un proyecto de esta envergadura que requiere un gran sacrificio a diario. «Una serie como La Promesa obliga a estar concentrados de lunes a viernes. Son todos los días implicados en el plató, preparados y avisados», declara en una entrevista al Diario de Sevilla.

«Vamos a capítulo por día, distribuyendo secuencias que pueden ser de otros episodios. No hay horarios fijos para cada uno de los actores y lo sabes unos días antes, o el día antes mismo. Te recogen temprano, pasas por maquillaje y peluquería, te ponen los moños y a trabajar. Hay trabajos con uniforme y nuestro uniforme es ir de nuestro personaje», añade la intérprete. Son jornadas de grabación maratonianas.

Además, para prepararse su personaje, Sara Molina cuenta que se ha empapado de varios libros de la época en la que está ambientada ‘La Promesa’, se ha visto películas y, por supuesto, la serie Downton Abbey. No obstante, su mejor referencia es su abuela. «Ella sirvió en una casa y conoce cómo eran las mujeres mayores que había trabajado en la época de la serie. Eran mujeres muy trabajadores que debían ser casi invisibles. Cada vez que voy a verla ella me recuerda frases que decía para incluirlas en el guion. Parte de lo que es María Fernández lo he construido en torno a mi abuela», revela con inmenso orgullo.

La actriz jienense estuvo participando en varios montajes de teatro tras acabar la carrera de Arte Dramático en Sevilla, pero nunca antes había trabajado en una serie de televisión. «Al principio tenía que contar con los nervios de las cámaras, entre tanta gente. Hasta que conoces a todos. Está La Promesa delante de las cámaras y hay otra detrás. En las dos hay muy buen ambiente«, subraya en el citado medio.

En ese sentido, valora el papel que han desempeñado los veteranos de la ficción para integrarles y crear una familia: «Los veteranos te lo hacen todo más fácil. Son muy generosos. Joaquín Climent (Rómulo) es un maravilla y María Castro (Pía), que es veterana por experiencia, no por edad, nos ayuda muchísimo».

También tiene buenas palabras para Josep Cister, el creador de este pelotazo. «Ha concebido la serie desde el primer momento, siempre está cerca. Comentando el contexto de las tramas. Está encima. Ha sabido ver el potencial de todos y ha creado familia«, ensalza.

Por otro lado, respecto a si esa gran amistad con Ana Garcés (Jana) en ‘La Promesa’ es extensible a la vida real, es rotunda: «Sí y es fácil porque es un vínculo de amistad que nos ha unido a La Promesa desde el minuto uno. Hemos ensayado muchos juntas, hemos compartido los nervios. Llevamos un año y medio y nos parece mucho más tiempo. Estamos muy agradecidos a la audiencia por el trato que nos da».

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Catalina y Pelayo en 'La Promesa'
Avance de 'La Promesa'

Archivado en

·