Ana Rosa frustra las pretensiones de Mediaset con ‘TardeAR’ y hay consecuencias

'TardeAR' con Ana Rosa es incapaz de levantar cabeza a pesar de todas las triquiñuelas de Mediaset para reflotar y maquillar los datos de audiencia

Ana Rosa no convence con 'TardeAR'
Ana Rosa no convence con 'TardeAR' | Telecinco

‘TardeAR’ se está convirtiendo en la gran pesadilla de Telecinco contra todo pronóstico. La confianza de Mediaset en Ana Rosa Quintana era plena cuando se tomó la arriesgada determinación de poner fin a ‘Sálvame’ -aun siendo líder de audiencia- para entregar las tardes a la veterana comunicadora que había ostentado un liderazgo de 18 años en la franja matutina.

La operación ha sido un fiasco y los resultados lo están acreditando de manera indiscutible. El público de la mañana no es el de la tarde y de ahí que el formato no esté contando con su respaldo. Además, a esto hay que sumar otras variables más que están detrás de su fracaso: contenidos nada atractivos y la falta de frescura y soltura de la presentadora en una banda horaria que requiere de ritmo. Ahí es donde Sonsoles Ónega apisona a Ana Rosa abrumadoramente.

Con todo, el rendimiento de ‘TardeAR‘ es muy débil y perjudica notablemente a la media global de la cadena en el día, que otro mes más ha cerrado con unidígito (9,7%) y siendo, ya no la segunda, sino la tercera cadena más vista de noviembre en nuestro país. Un tropiezo empresarial de órdago que pide a gritos consecuencias internas, salvo que exista una estrategia oscura en todo esto que, por ahora, se nos escape.

Si bien, es altamente preocupante que el máximo del nuevo programa de Ana Rosa sea un 10% o un 11% a lo sumo. Y es, cuanto menos, sorprendente que en Mediaset eso se celebre con luces y taquígrafos. Ya lo dijimos hace unos días: lo que para ‘Sálvame’ era un fracaso, para la que es considerada como ‘la protegida’ de la cadena ahora es un éxito rotundo. «¡Vaya datos!», se llegó a escribir en las cuentas oficiales del grupo. Juzguen ustedes.

Lo cierto es que esas métricas -exiguas en todo caso- son simplemente efímeros espejismos, pues la tónica general es el unidígito a pesar de las triquiñuelas que adopta Telecinco para sacar a ‘TardeAR’ de ese pozo. Triquiñuelas con todas las letras. Porque mientras plagan de publicidad a ‘Así es la vida’ en poco más de una hora de duración, al espacio de Ana Rosa Quintana tratan de protegerlo a toda costa alterando su horario, su duración y los bloques publicitarios de la tarde si es preciso.

Primero, se empezó recortando ‘TardeAR’ y anticipando su final de las 20:00 a las 19:50 horas para sacar del cómputo la última pausa publicitaria y maquillar los datos. Sin embargo, no resultó fructuoso. Así que, ahora, esta semana, en Mediaset han implementado una maniobra insólita hasta la fecha: alargar ‘Así es la vida’ hasta las 17:10 horas e introduciendo un larguísimo bloque de publicidad entre las 17:10 y las 17:25 horas para dejar fuera de la emisión de ‘TardeAR’ casi todos los comerciales de la tarde.

En consecuencia, el programa ha cambiado notablemente de horario y, en lugar de empezar a las 17:00 horas como así anunciaba Telecinco en su parrilla, ahora arranca 25 minutos más tarde por la razón que ya hemos explicado. Sin embargo, esta enésima treta no ha dado sus frutos, pues este jueves ha vuelto a anotar su predominante unidígito con un 9,8% de cuota frente al 12,2% de Sonsoles y el 11,7% de ‘La Promesa’. El dato se sitúo por debajo de la media de la cadena.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Ana Rosa y Máximo Huerta en 'TardeAR'.
Nuria Marín y Carlota Corredera

Archivado en

· ·