Actualidad

Un reportero de ‘Más vale tarde’, agotado, clama en directo con Cristina Pardo: «Es insoportable»

Cristina Pardo

Un reportero de ‘Más vale tarde’ con Cristina Pardo no ha podido ocultar los efectos que estaba sufriendo en un directo desde Navacerrada debido a las gélidas temperaturas.

Hemos arrancado una semana heladora en buena parte de la península y Baleares, una foto que se repite en el hemisferio norte de forma generalizada y que podría extenderse durante lo que resta de mes. Después de un arranque de invierno atípico, mucho más templado de lo habitual, por fin se están dejando sentir los rigores térmicos propios de la estación. Y si no, que se lo digan a Edu Calle, reportero de ‘Más vale tarde‘, el programa que presentan Cristina Pardo e Iñaki López.

Ocurría este lunes en plena conexión en directo con el Puerto de Navacerrada (Madrid), donde se situaba el periodista junto a su cámara para mostrar a los espectadores el panorama y hacer la correspondiente crónica de la situación. «No exagero si os digo que la sensación que tengo ahora mismo en el Puerto de Navacerrada es la misma que si estuviera en el interior de un congelador», comenzaba comparando.

Para que se hagan una idea, en el instante en el que estaba produciéndose ese directo con Cristina Pardo e Iñaki, se estaban rozando los siete grados bajo cero. «Y se espera que el termómetro siga bajando durante las próximas horas. A partir de mañana, se podrá hacer uso aquí también de… perdón… me estoy agotando de verdad, no puedo ni hablar…», se quejaba Edu Calle entre balbuceos y sin poder disimular esa incomodidad.

«Tira para el coche», exclamaba la presentadora desde el plató por el bien de su compañero. «Sí, pon esa nariz a cubierto porque está más dilatada…», apuntaba por su parte Iñaki López. Sin embargo, el reportero no ha desistido y ha querido terminar su información como tenía previsto: «Os quería contar que a partir de mañana se van a poder utilizar los esquís aquí porque van a abrir tres de las pistas de esta estación de Navacerrada. Una de ellas la tenemos aquí, a tan solo unos metros; son las que se sitúan en la parte más baja porque van a funcionar, en principio, gracias a la nieve artificial».

Una vez cumplido el cometido, el comunicador daba por zanjada la conexión y se veía obligado a despedirse. «Ya se va la gente y nos vamos a ir nosotros también si os parece, compañeros, porque estar aquí es insoportable; y la carretera, como vemos ahora mismo, nos la empiezan a despejar las quitanieves, así que no os preocupéis por nuestra integridad», tranquilizaba antes de desaparecer de la pantalla. «Lo da todo eh, qué tipo», alababa Iñaki.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *