La Justicia dictamina si Antena 3 podrá seguir emitiendo El Rosco de ‘Pasapalabra’

El juzgado desestima la demanda que reclamaba la productora holandesa MC&F por la titularidad del Rosco de ‘Pasapalabra’.

Antena 3 y los seguidores de ‘Pasapalabra‘ están de enhorabuena después de que Atresmedia haya ganado el juicio por los derechos del Rosco. De este modo, la cadena podrá seguir emitiendo la prueba final del concurso que congrega cada día a más de 2 millones de espectadores; y que hace que la cadena tenga una ‘milla de Oro’ cada día con la herencia que deja el concurso a ‘Antena 3 Noticias 2’ y ‘El Hormiguero’.

El Juzgado de lo Mercantil número 8 de Barcelona ha desestimado «en su integridad» las pretensiones de la compañía holandesa MC&F Broadcasting Production and Distribution; que reclamaba a Atresmedia y a la empresa británica ITV Studios la propiedad intelectual de la prueba final El Rosco. 

No obstante, cabe decir que aún cabe recurso ante la Audiencia Provincial y por tanto el juicio en el que participan Atresmedia, ITV; MC&F e incluso representantes de Mediaset, podría seguir en un futuro. Se trata de una batalla legal abierta desde hace años incluso cuando el concurso estaba en propiedad de Mediaset.

MC&F reclamaba los derechos del Rosco y exigía por ende que dejara de emitirse esta prueba o cualquier otra similar. Por si fuera poco, solicitaba que se destruyeran las grabaciones ya existentes en las que apareciera dicha prueba.

En el fallo, de veinte páginas, el juez aprovecha para lamentar los retrasos causados por la sobrecarga de trabajo;  y detalla que la empresa demandante acusaba a Atresmedia de «competencia desleal» y exigía el pago de una indemnización por «daños y perjuicios». La audiencia previa tuvo lugar el 24 de noviembre de 2020 y el juicio oral se celebró el pasado 14 de diciembre.

Casi 20 años de litigio

El proceso judicial en el que se ha visto envuelto ‘Pasapalabra’ lleva casi veinte años; los mismos que cumplió el pasado año el concurso actualmente presentado por Roberto Leal. En el documento del juzgado, se recoge como el programa nació en Países Bajos y a partir de ahí tuvo numerosas versiones en Reino Unido e Italia. De allí nació el nombre ‘Passaparola’, del cual apareció el español ‘Pasapalabra’. Por tanto, es la empresa holandesa MC&F, fundada por Reto Luigi Pianta y René Mauricio Loeb, la que se atribuye la creación del formato.

Fue Mediaset la que comenzó la batalla judicial al demandar a ITV Studios después de rescindir el contrato con la productora británica alegando que no era la propietaria de las partes más significativas del concurso como el propio nombre y el mítico Rosco. Después de varios juicios y recursos, el Tribunal Supremo acabó dando la razón a ITV; lo que obligó a Telecinco a dejar de emitir el programa de forma abrupta en octubre de 2019 y Antena 3 se hizo con los derechos posteriormente.

La sentencia dictada ahora se remite en buena parte al fallo del Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid; que en 2014 condenó a Telecinco a cesar las emisiones de ‘Pasapalabra’, lo que no se hizo efectivo hasta que fue ratificado por el Tribunal Supremo en 2019.

¿Es el Rosco una marca aparte de ‘Pasapalabra’?

Hasta ahora mucho se ha discutido si los derechos de ‘Pasapalabra’ y el Rosco van unidos o si forman dos marcas diferentes en lo que a autoría se refiere. El fallo reflexiona sobre la consideración de un formato televisivo como obra que merece estar protegida por la propiedad intelectual; y el juez concluye que la tesis de la sociedad demandante no ha sido probada de modo suficiente. No ha logrado demostrar que «el juego televisivo controvertido constituye una obra original provista de los elementos necesarios para poder ser protegida como formato televisivo por la propiedad intelectual», recoge.

MC&F «debió probar no solo la originalidad del juego controvertido como manifestación de una creación intelectual de su autor; sino también que dicho juego constituye una concreta plasmación cualitativa de una idea o concepción general, dotada de sustantividad y autonomía». Para todo ello, habrían sido necesarios «uno o varios dictámenes periciales», que no se produjeron. «Si como afirma la demandante la prueba conocida como El Rosco no es una mera adaptación del formato ‘The Alphabet Game’ ni forma parte del mismo; sino que es un formato original dotado de autonomía y sustantividad, como manifestación de la creación intelectual de sus autores, debió probarlo», concluye la sentencia.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Roberto Leal y Susanna Griso
Manuel Pascual en 'Pasapalabra'.

Archivado en

· · · ·