ActualidadRealitys y programas

La orden del juez del caso ‘Sálvame’ que da un trascendental giro al juicio por la ‘Operación Deluxe’

El juez de la ‘Operación Deluxe’ que implica a ‘Sálvame’ ordena ampliar seis meses más la instrucción para dilucidar otro presunto delito.

Son ya cuatro los años de exhaustiva investigación que se enmarcan dentro de la famosa ‘Operación Deluxe‘ por un supuesto espionaje ilegal a más de un centenar de famosos «propulsado por la dirección» de ‘Sálvame‘ y cuya finalidad era obtener información reservada y sensible con la que nutrir de contenidos al programa. Sin embargo, no ha sido hasta hace unos meses cuando esta macrooperación policial ha trascendido mediáticamente.

Hasta el momento, el trabajo de los investigadores ha consistido en averiguar información con la que acreditar que, durante años, se cometió un delito de revelación de secretos cuando el policía Ángel Jesús Fernández Hita suministraba datos privados de personalidades del universo del corazón al colaborador Gustavo González, al que le unía una estrecha amistad. El ex agente accedía a archivos policiales y bases de datos sobre famosos de forma ilícita para reunir un material que, presuntamente, iba a parar al magacín vespertino por medio del paparazzi, que ejercía de intermediario.

En el procedimiento se imputaba hasta la fecha a Gustavo, al policía corrupto, a directores y otros trabajadores del espacio de Telecinco y a La Fábrica de la Tele en calidad de persona jurídica. No obstante, la pasada semana conocíamos novedades respecto a la imputación también de los máximos responsables de la productora a título personal. Óscar Cornejo y Adrián Madrid, consejeros delegados de la factoría que produce ‘Sálvame’, tendrán que personarse en los tribunales el próximo 13 de junio.

Además de ese delito de revelación de secretos, el juez que instruye el caso venía teniendo serias sospechas de otro delito más en todo este entramado: el de cohecho. En un principio parecían descartados por la Policía hipotéticos sobornos a cambio del espionaje, pero lo cierto es que en la fase final de la investigación se han detectado indicios que dan un vuelco a ese extremo y que podrían acreditar que realmente sí existieron. Y es que, al parecer, Gustavo González pasó de tener nóminas de unos 3.000 a unos 20.000 euros mensuales.

Es precisamente esta la razón de peso por la que se ha ordenado una ampliación de hasta seis meses en la instrucción del caso tal y como adelanta El Confidencial Digital este lunes. De modo que se prorrogará hasta finales de año y no finalizará este mes de junio como así estaba inicialmente previsto. Una decisión muy relevante que radica en la documentación que ha aportado la defensa de González respecto a sus nóminas en los ejercicios de 2017 y 2018.

Con los papales presentados hasta ahora por el abogado, el juez no contempla suficientes pruebas como para concluir que el motivo por el que se disparó el sueldo mensual de Gustavo en ‘Sálvame’ era por pagar dádivas al amigo policía como gratificación por la información que les facilitaba. Por ello, el magistrado ha solicitado a la Agencia Tributaria que le remita todos los pagos y retenciones que la productora La Fábrica de la Tele declaró respecto al colaborador en 2017 y 2018. También ha requerido a la productora «todas las nóminas y facturas emitidas por todos los conceptos retributivos abonados a Gustavo González».

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *